sábado, 27 de octubre de 2007

Mancomunitat Espadá Millars - VILLAMALUR.

Posted by Picasa

1 comentario:

Juan J. Carrasco Lozano dijo...

VILLAMALUR

El municipio de Villamalur se encuentra enclavado en la comarca castellonense del Alto Mijares, dentro de la Mancomunidad Espadán Mijares, situándose el núcleo urbano en un pintoresco emplazamiento sobre un monte elevado por encima de los campos y los barrancos, en el sector noroccidental del Parque Natural de la Sierra Espadán. El núcleo urbano se sitúa a una altura de 644 m. sobre el nivel del mar.

Villamalur posee un término muy accidentado en cuanto a su relieve se refiere, teniendo una altura media de 700 m. Destaca entre sus montes el Alto del Pinar, con una altura de 1047 m.

Los 19,5 km2 del término municipal de Villamalur, por sus condiciones orográficas y climáticas, cuentan con grandes extensiones de bosque en donde las especies predominantes son los alcornoques, pinos y encinas. Así, 1650 hectáreas del término municipal están ocupadas por extensiones boscosas y sólo 260 por superficies de cultivos. Especialmente afamadas son sus cerezas, almendros y olivos.

Estos bellos paisajes junto con unas temperaturas muy agradables en verano hacen que Villamalur aumente su población de manera considerable durante los meses estivales pasando de los 148 habitantes a casi 500 durante estos meses.

Historia

Los orígenes exactos de la población son desconocidos, si bien su fundación se atribuye a la existencia de una supuesta alquería musulmana, hecho avalado por el castillo alzado en sus proximidades, de fábrica islámica. Su nombre actual, que ya aparece documentado en 1489, según algunos autores, podría haber sustituido a su hoy ignorada denominación musulmana. Año fundamental en su historia es el 1609, fecha de la expulsión de los moriscos.

Recorrido Urbano

La fundación del municipio por los árabes y la permanencia a lo largo de los siglos de los moriscos, han originado que el casco urbano de Villamalur siga manteniendo un clarísimo aspecto musulmán; calles estrechas, concéntricas, se suceden entre las paredes encaladas de las casas.

En cuanto a monumentos de interés destacar la Iglesia parroquial dedicada a los patronos del municipio, Santo Domingo de Guzmán y Ntra. Sra. de los Desamparados, obra del s. XVIII.

Desde el municipio podemos observar, en lo alto de un cerro, el Castillo de Villamalur de origen musulmán del s. XI aproximadamente. Todo el recinto se encontraba circunvalado por la muralla de la que aún se conservan grandes elementos. También existen, todavía en pie, varias torres, un aljibe originalmente cubierto con bóveda, y vestigios de canalizaciones. El castillo también tiene restos cristianos ya que fue reconstruido en la Reconquista.

En el Asentamiento ibérico del Castillejo, se encontraron restos de cerámica del s. IV a.C., y todavía se pueden admirar diez torrecitas, datadas de la etapa morisca e incluso de las guerras carlistas, que rodean toda la cima de la montaña.

Otra singular construcción que encontramos en Villamalur es la Nevera de Cuatro Caminos, que estuvo en funcionamiento hasta la primera década del s. XX. Tiene una forma circular y contaba con dos accesos a su interior y su cubierta se apoyaba sobre dos arcos paralelos, uno de ellos derruido, tal vez tuviera una bóveda cubierta de tejas.

Lugares Pintorescos

Inmerso en el Parque Natural de la Sierra Espadán encontramos el Alto del Pinar. Las alturas máximas en este alto, son tan sólo cotas sin relieve sobre la cúspide de un prolongado dorsal cimero. Vale la pena su ascensión porque desde su cima la vista paisajística es digna de observar y podremos contemplar restos de la guerra civil como trincheras, caleras, etc.

El término municipal presenta un sinfín de fuentes entre las que cabe destacar las siguientes: la Fuente Cafuentes a la que se puede acceder en vehículo, la de Allá una de las de mayor calidad, la de Berlinches, del Mas de Mateu, de Barrajau, Garrera, de Bárbara, de Albar, de Lartijuela, de la Calzada, de la Olivera y la de Chércoles que se encuentra en el camino hacia la Nevera de Cuatro Caminos, proponiendo de esta manera una atractiva excursión.

También en Villamalur encontramos la Cueva del Mas, situada a media ascensión del Monte de la Buitrera, cuya entrada es aconsejada para espeleólogos, puesto que posee galerías interiores de gran atracción.

Las vistas panorámicas que podemos encontrar a lo largo de los posibles paseos por Villamalur son únicas.

Gastronomía

La gastronomía típica de Villamalur sigue las directrices de la cocina mediterránea de montaña, en este caso platos fuertes basados en productos naturales, donde las carnes tienen especial relevancia.

Así destacamos la olla de pueblo, y la carne de caza, especialmente el jabalí, muy abundante en el Parque Natural de la Sierra Espadán.

Otra receta típica de Villamalur son los congretes que se reparten en las fiestas de mayo y de septiembre.

Fiestas y Tradiciones

El calendario festivo empieza con la festividad de San Antonio Abad, alrededor del 17 de enero, en la cual los vecinos encienden sus hogueras y se realiza una procesión en la que se bendice a los animales y se reparten los rollos típicos.

En honor a la Santa Cruz se realiza, el primer sábado de mayo, una procesión y una misa en la que se reparten rollos, queso y vino.

Otras fiestas que se celebran en el pueblo son las de Ntra. Señora de los Desamparados el segundo domingo de mayo.

El segundo domingo de septiembre comienzan las Fiestas Patronales en las que se alternan los típicos actos religiosos con los más animados festejos taurinos, como la exhibición de vaquillas y el toro embolado, y las verbenas populares.