sábado, 8 de mayo de 2010

Por tierras del Magreb

View trail
El desierto
Oasis de montaña de Chebika
Oasis de montaña de Mides
Oasis de montaña de Tamerza
Sidi Bou Saïd
Restos de las Termas de Antonino en Cartago (siglo II)
Muralla de la Medina de Hammamet (siglo XIII)
Mezquita Ez-Zitouna (del Olivo)

Este extraordinario viaje que he tenido la fortuna de realizar, ha tenido para mí, varias e importantes connotaciones, desde el aspecto más lúdico propio de todo viaje hasta su recorrido más apasionante y aventurero del desierto. Entre uno y otro, una de nuestras grandes pasiones - La Historia - y no precisamente la más reciente de este país, desde que se independizara de Francia en 1957, con Bourguiba como Presidente.

La historia de Túnez es tan vasta como sus contrastes.

Hablamos de La Medina, escondida en el mismo corazón de la moderna ciudad de Túnez, en la llamada ´ciudad de los indígenas´ con su estructura urbanística y comercial del siglo XVIII, mejor representada por el bullicio comercial del Zoco. Los sentidos se despiertan al pasear y regatear por entre sus callejuelas con puertas tachonadas y la excitación aumenta al subir hasta la azotea de una de sus tiendas de artesanía para ver lo mejor del conjunto de la Medina alrededor de esa Gran Mezquita que es Ez-Zitouna (siglo IX) y que sigue siendo el santuario más grande y venerado de Túnez.

Un té, otro té, mas té,... con piñones, con almendras, a la menta... nos permite saborear la esencia misma de este país.

Túnez es fascinante y tiene también, una directa relación, con uno de los episodios trascendentales en la historia de España, nos referimos a la expulsión de los moriscos a principios del siglo XVII (1609) y hasta aquí trajeron su componente cultural español, su sabiduría agrícola y ganadera, su patrimonio artístico-artesano y sus apellidos hispanos, en casas y calles.

Ahora nos referimos, a Hammamet, en árabe ´Las Palomas´, haciendo referencia al antiguo puerto de pescadores que era y a su fantástica muralla construida en el siglo XIII.

¿ Qué se puede añadir de Cartago ? o mejor lo que queda, de aquella ciudad de incomparable grandeza y cuya sistemática y meticulosa destrucción, llevada a cabo por los romanos, hace que nada quede sobre la tierra de la Cartago Púnica.

La turquesa y blanca, Sidi Bou Saïd, es una de las más bellas ciudades que se pueden visitar a orillas del Mediterráneo y mientras nos alejamos de la costa dirigimos nuestros destinos hacia Tozeur - El Gran Sur de Túnez.

Tozeur (donde se abre la puerta del desierto del Sáhara). El instinto se agudiza por la supervivencia en un medio tan inhóspito y que tan bien conocen los beduinos y bereberes.

La aventura en el desierto se inicia en vehículos 4x4 dirigiéndose la expedición hacia el Norte de Tozeur para descubrir los Oasis de montaña de Tamerza, Mides y Chebika (son unas auténticas joyas del desierto) entre áridas y abruptas montañas cerca de la frontera argelina.

Inolvidable ya la noche mágica en el desierto bajo las estrellas, amenizada con músicos locales y compartiendo platos típicos, conversaciones, mucha alegría y felicidad. Un sueño reparador en la jaima y un desayuno en pleno desierto, cierran el círculo extraordinario de una experiencia sin par.

Y ya de regreso a nuestras casas y como dicen algunos textos y escrituras árabes, hacemos lo mismo que Mahoma, cuando tuvo que salir de la Meca camino de la Medina: limpiarse del calor y arenas desérticos.

!As-Salamu Alaykum!

Nota: El Track de la ruta por el desierto está disponible en la sección, Waypoints y Tracks, del blog. Al mismo tiempo les invito a que visiten la galería fotográfica de este viaje.


No hay comentarios: