sábado, 14 de junio de 2008

Algimia de Almonacid - Pico de la Rápita - Algimia de Almonacid


En la comarca del Alto Palancia. Ubicada en la vertiente occidental del Parque Natural de la Sierra Espadán, Algimia de Almonacid, es el punto de partida en esta clásica ruta senderista.
Su término municipal linda por el N, con el de Matet, por S, con el de Almedijar, NE, Alcudia de Veo y SO, Vall de Almonacid.

Un día de primavera, después de un mes muy lluvioso, estamos emocionados por iniciar esta ruta y culminar la cima de la Rápita.

Aparcamos nuestro vehículo en el paraje y zona recreativa de la Fuente y Acueducto de Donace en Algimia de Almonacid, próximo al lavadero público. Desde aquí nos dirigimos con cuidado y mucha precaución, a la carretera de Matet, CV-213, y muy pronto después de la primera curva hacia la derecha se abre un camino señalizado por un poste indicador del PR, con flecha direccional, que nos informa (La Rápita, 1h 40´). Un camino cementado nos espera junto a campos de olivos, ordenados entre bancales de esfuerzo y tesón, almendros, rojas amapolas y zarzamoras, empapadas del rocío de la mañana, nos acompañan hasta que llegamos a la altura de la Balsa del Cañar (construida en el año 1884) y que ha sido restaurada. El camino ya es de tierra cuando pasamos junto a una casa en ruinas a ambos lados y presa del olvido, con unas señales del sendero PR, que confirma nuestra correcta dirección. Se alternan el camino cementado y de tierra, nuevamente, hasta que llegamos a una caseta a la derecha, en el Barranco del Cañar, con un puente rústico y barandilla de madera, realizados con buen gusto y adaptados al entorno.

En este punto hay que detenerse y observaremos que el camino nos invita a continuar recto (en un bancal hay señal de dirección errónea, pero estaba cubierta por lianas) lo que me ha obligado a limpiar la señal para hacerla visible desde el camino y evitar extravíos innecesarios e incómodos. Así pues, fijaremos nuestra atención hacia la izquierda, donde un camino de herradura, asciende en umbría, flanqueado por plantas de aloe vera. La señal de pintura del PR es casi imperceptible en una roca, por lo que he habilitado una baliza con piedras al principio del sendero o camino de herradura, que en su ascensión nos llevará a otros senderos pero éstos ya empedrados con rodeno, además en esta mañana nuestra, con una dificultad añadida, pues están todos empapados por el agua que desborda por las laderas y que se encauzan por ellos. Precaución y firmes pasos, para evitar molestas caídas sobre el rodeno... Frondosos bosques de alcornoques nos acompañan continuamente y nos protegen de los rayos solares. Arbustos y plantas tamizan la montaña, dando cromatismo y aroma a nuestro alrededor.

El ascenso se prolonga por las laderas pronunciadas y en una bifurcación de senderos (sin marcas de ninguna clase) vuelvo a balizar con piedras para marcar la dirección correcta, pues puede crear confusión el sendero de la izquierda al observar que se encuentra limpio. Nuestra dirección correcta es hacia la derecha, junto a nuestra baliza, ya encaminados hacia el Collado de Villamalur.

Una vez alcanzado el Collado de Villamalur y por poco tiempo, la suavidad de la colina, se convierte en un auténtico bálsamo para nuestros pies pues pasar de las piedras de rodeno en los senderos pedregosos, a esta colina, suave y blanda, se agradece y mucho. Inmediatamente nos situamos hacia la derecha en progresivo, duro y empinado sendero, bien visible y que asciende hacia la cima, flanqueados en todo momento por arbustos, hasta que podemos observar a medida que vamos progresando como a modo de corona, un bosque de carrascas, adorna la cima rocosa de la Rápita. Nuestra satisfacción es grande pues hemos alcanzado la cima como era nuestro objetivo.

Efectivamente, el pico de la Rápita, es la montaña mas alta de la Sierra de Espadán , de 1.106 msnm, y situada entre los términos de Alcudia de Veo y Algimia de Almonacid.
Es por unos pocos metros la cima mas alta de la Sierra de Espadán, a pesar de que el pico de Espadán (1.099 msnm), da su nombre a la Sierra, quizás por ser el mas visible desde lejos, por su ubicación geográfica.

Desde la cumbre del pico de la Rápita, se alían unas variadas vistas panorámicas con un gran cromatismo, relieves montañosos y arbustos (jaras y zarzas) y árboles (alcornoques, carrascas y pinos), para crear en su conjunto un ambiente pasisajístico de gran calidad. Así pues desde su cumbre se pueden observar muchas poblaciones y la totalidad del espacio geográfico de la Sierra, la visión completa del Valle del Palancia, y a Poniente la montaña cónica del Pina, en los límites de la provincia de Teruel. Comarca del Maestrat, silueta del Penyagolosa y comarcas de la Plana Baixa y Alta, a Levante.

Se conservan, en esta montaña y en su cima, restos de trincheras de la guerra, como silenciosos testigos de una época oscura en nuestra Historia y que nos trasmiten respeto,... mucho respeto.
Procedemos a descender de la cima en dirección N, por la misma senda que nos llevó a la cima, ahora con pendiente a la inversa y que vuelve a serpentear por la ladera y que nos llevará, sin duda, de vuelta al Collado de Villamalur. Con la brújula en la mano, me oriento y se puede observar que es un importante cruce de caminos:
Norte, a Matet, por una senda.
Sur, pico de la Rápita, desde donde venimos.
Oeste, a Algimia de Almonacid, desde donde hemos salido y a donde regresaremos.
Este, dirección al Valle del río Veo.

Continuamos descendiendo por las sendas pedregosas alfombradas con rodeno, cruzamos el Barranco del Cañar, pasamos de vuelta junto a la Balsa del Cañar y entramos en la población de Algimia de Almonacid, para callejear un poco. Caminamos junto a la Balsa Montón (construida hacia finales del siglo XIX y restaurada en el año 2006), junto al Ayuntamiento, la Iglesia, sus fuentes y entramos al Horno del pueblo,... para aprovisionarnos (en esta ocasión) con variedades de panes, rosquilletas y rollos para nuestras casas, pues los esperan como auténticos regalos de nuestras rutas por nuestros bellos, hospitalarios y sabrosos pueblos.

De regreso y por la carretera de Alcudia de Veo, en una próxima curva podemos ver a la izquierda y en una ladera de la montaña, la Torre de la Alfándiga (unida en su estrategia militar y como punto de observación al Castillo de Almonecir) y a la derecha el Acueducto de la Alfándiga, de origen medieval con transformaciones y reconstrucciones en siglos posteriores, que conforman un rico Patrimonio Cultural de Algimia de Almonacid.

Senderistas: Vicente Gimeno y el autor.

Nota: Si leemos a los expertos senderistas, nos informan que esta ruta es una de las mejores de la Sierra. No puedo estar mas de acuerdo con ellos. Es una ruta entretenida y muy hermosa, que requiere un cierto esfuerzo físico, pero les puedo asegurar que merece la pena.

El Track de esta ruta está disponible en la sección, Waypoints y Tracks, del blog y de nuevo mi agradecimiento a Efrén Forcada del blog sendallarga por facilitarme el perfil de esta ruta elaborado con el programa PERFILS de Rubén Pérez Llorens.

2 comentarios:

BIDARI dijo...

pues esta hay que hacerla sea como sea. la del pico espadan estuvo macanuda....asique si esta dicen que es mejor, es imperdonable no hacerla, un saludo

Juan J. Carrasco Lozano dijo...

Bidari, es preciosa y una de las mejores que se pueden hacer por la Sierra de Espadán.
Encontrarás, además, el Track de esta ruta en la barra lateral del blog, en la sección de mi Wikiloc.
Muy recomendable.
Saludos senderistas.