sábado, 12 de junio de 2021

A la Masía de La Lledona desde el Sitjar


                                      Álbum fotográfico en Google Fotos



La presa de Sichar se levanta en el curso bajo del río Mijares. Desde su nacimiento en El Castellar, provincia de Teruel, discurre por la provincia de Castellón de la Plana hasta desembocar en el mar Mediterráneo, próximo a Almazora. La presa está ubicada en el término municipal de Onda, a veinte kilómetros de Castellón, y dentro de la cuenca hidrográfica del Júcar.



Inunda terrenos pertenecientes a los municipios de Onda y Ribesalbes. En estos terrenos había masías, muchas de ellas habitadas; salvo pequeñas huertas de regadío, las tierras eran de secano y se dedicaban al cultivo de cereales, olivos y algarrobos, en su mayoría.

En 1947, casi 20 años después de que el Ministerio de Obras Públicas autorizara el estudio de regulación de las aguas del río Mijares con el objetivo de aprovecharlas para el riego de la huerta de la Plana de Castellón, se iniciaron las obras para la construcción del Embalse del Sichar o Sitjar.

Las obras finalizaron en abril de 1965, aunque ya se venía haciendo uso del mismo desde el año 1957.

Se construyó, en el cauce del río Mijares (en valenciano, riu de Millars) sobre una superficie de 317 hectáreas y con una capacidad de 49,3 hm³. La obra fue construida mediante una presa de gravedad de hormigón con una altura de 58 m y una longitud en coronación de 581 m. Su sistema de evacuación de aguas consta de cuatro aliviaderos de fondo con capacidad de 60 m³/s. y otros dos en la parte superior de la presa provistos de compuertas con una capacidad de 2800 m³/s.
Se destina principalmente para regular el riego, para el control de las crecidas y para la producción de energía eléctrica. Esta presa pertenece a la Confederación Hidrográfica del Júcar.



Ruta no homologada.

Ruta circular y levógira, con dirección de marcha E-N-E-N-NO-SO-N-SE-N-NE-SO-E, que tiene todo su recorrido dentro del término municipal de Onda.




sábado, 29 de mayo de 2021

Al cim del Pipa pel Coll de La Balona

 




Ruta no homologada (si bien algunos tramos se corresponden con el PR-CV 241).

Ruta (sin el tramo del pasamanos) circular y dextrógira, con dirección de marcha S-NO-E-NO N-SE, que tiene su recorrido por los términos de Vall de Uxó, Alfondeguilla, Vall de Uxó y Alfondeguilla para continuar y terminar la ruta completa por el término de Vall de Uxó.



Nuestra ruta comienza en el mismo Paraje de las Grutas de San José y cruzando el Barranco de San José, conectaremos, con el camino de la Ermita de San Antonio para en leve ascenso alcanzar por Montesinos el Collado de la Balona.

Un poco más adelante encontraremos un poste y flechas direccionales (en este punto y en dirección NE se puede descender (hay habilitado un pasamanos) hacia el Barranco de San José o ascender desde el mismo Barranco de San José a este punto señalizado) en nuestro caso vamos a continuar caminando hacia el Oeste (izquierda) y por los últimos metros del término de Vall de Uxó para adentrarnos en el de Alfondeguilla.


Una amable senda que desemboca en un camino ascendente que a su vez nos deja en otra senda más aguda ya nos advierte de la pendiente de subida hasta alcanzar el Alt de Pipa y Vértice geodésico Pipa.

Mucha precaución a la bajada del Pipa porque hay tramos con mucha piedra suelta y la pendiente es considerable hasta que nos deja en una pista forestal que nos relaja, conectaremos con la CV-230, desvío a la derecha y por encima de una acequia tapada (hormigonada) paralela al Barranco de San José caminamos manteniendo el equilibrio hasta alcanzar el punto de partida de esta ruta.


Ruta recomendable, con amplias vistas panorámicas, muy humanizada y que nos ha permitido alcanzar el Pipa, sin hacer uso del tramo del pasamanos.


sábado, 22 de mayo de 2021

Embalse del Sitjar - La Torreta de la Talaia - Sitjar


                                        Álbum fotográfico en Google Fotos


"El Embalse de Sichar (en valenciano, de Sitjar) está situado en el término municipal de Onda en la provincia de Castellón, España.

En 1947, casi 20 años después de que el Ministerio de Obras Públicas autorizara el estudio de regulación de las aguas del río Mijares con el objetivo de aprovecharlas para el riego de la huerta de la Plana de Castellón, se iniciaron las obras para la construcción del Embalse del Sichar o Sitjar.

Las obras finalizaron en abril de 1965, aunque ya se venía haciendo uso del mismo desde el año 1957.

Se construyó, en el cauce del río Mijares (en valenciano, riu de Millars) sobre una superficie de 317 hectáreas y con una capacidad de 49,3 hm³. La obra fue construida mediante una presa de gravedad de hormigón con una altura de 58 m y una longitud en coronación de 581 m. Su sistema de evacuación de aguas consta de cuatro aliviaderos de fondo con capacidad de 60 m³/s. y otros dos en la parte superior de la presa provistos de compuertas con una capacidad de 2800 m³/s.

Se destina principalmente para regular el riego, para el control de las crecidas y para la producción de energía eléctrica. Esta presa pertenece a la Confederación Hidrográfica del Júcar".


Ruta no homologada.

Sorprendente ruta circular y dextrógira, con dirección de marcha SO - NO - NE, que tiene todo su recorrido dentro del término municipal de Onda.

Unas agradables sendas y parajes nos esperan: el Corral del Corb, Ermita del Sitjar, Les Casetes del Sitjar, Mirador del Sitjar, La Cantera, La Talaia, l´Atalaya, El Regall de l´Abellar, La Talaia, El Mas de Pere, Camí El Colmenar y finalmente por la carretera de l´Embassament, regresaremos al punto de partida.

Ruta muy humanizada y de un alto valor paisajístico e histórico, representado ampliamente por la Torreta de La Talaia (torre del cerro de la Atalaya): restos de época romana, islámica (siglos IX-X) y posteriores hasta épocas recientes. 

La Atalaya, declarado Bien de Interés Cultural, corresponde a una torre de vigilancia de época musulmana, aunque algunos la atribuyen al período romano. Se sitúa en la cima de una colina de pronunciada pendiente perteneciente a la Pedriza, sobre el cauce del río Mijares y está visualmente comunicada con el Castillo de Onda

La torre es cilíndrica y presenta una altura de aproximadamente 5 metros, formada por bloques de piedra con argamasa. Esta torre tuvo la función de vigía y custodia del camino de herradura, presumible vía romana, que discurría a sus pies, a través de las montañas de la Pedriza.

                              


sábado, 15 de mayo de 2021

Caminos de la Metalurgia - L´Alcora - Araia

 

Álbum fotográfico en Google Fotos


Ruta no homologada.

Ruta circular y dextrógira, con dirección de marcha S-SE-SO-NO-SO-NO-N-NE, que tiene todo su recorrido dentro del término municipal de Alcora.

Vamos a caminar por: Els Vinyals, Les Foies, Barranc de les Foies, La Selleta, La Pedrera del Xufero, La Mussolera, El parany de Floreal, Encorna, La Corralissa, Camí de la Corralissa, Mas de Santgils, St. Gil, Barranc del Llosà de Araya, Mas de Batxero, Mas de Torner, Casa dels Guisabelos, Mas d´Araia y por la CV-192 hasta Alcora de nuevo.

"Desde las instalaciones de la Real Fábrica arrancaba el "Camino de la Mina". Joaquín Cabrera en su publicación "La Real Fábrica del Conde de Aranda de Alcora: sostenibilidad, materiales y edificación industrial" nos habla de la continuación de este camino hasta la mina de plomo del Mas de la Mina (Lucena) a través de la cañada de Aixart y la senda de la Mina Vieja, ya en los límites municipales de Lucena y Alcora. Un camino que llega hasta el propio Mas de la Mina.

Las tierras que atraviesa este sendero recorren vías más antiguas que ya existían antes del nacimiento de Alcora en época medieval, con asentamientos prehistóricos en las elevaciones montañosas, y posteriores yacimientos protohistóricos, ahora situados en zonas planas.


Poco a poco nos vamos aproximando a la zona minera de explotación del plomo por caminos en torno a los que se conocen varios poblados y fortificaciones de las primeras culturas de la edad de los metales, con puntos de vigilancia sobre éstos.

Nos adentraremos por el Camino Viejo de Onda para luego pasar por Encorna en dirección a Araia, para situarnos frente a las calzadas del Salto del Caballo y Mas del Losar, antiguos caminos de herradura de Llucena que comunican con las minas.


Las tierras que atraviesa este sendero recorren vías más antiguas que ya existían antes del nacimiento de l’Alcora en época medieval, con asentamientos prehistóricos en las elevaciones montañosas, y posteriores yacimientos protohistóricos, ahora situados en zonas llanas. 

Poco a poco nos vamos aproximando a la zona minera de explotación del plomo por caminos en cuyo entorno se conocen diversos poblados y fortificaciones de las primeras culturas de la edad de los metales, con puntos de vigilancia sobre los mismos. Nos adentraremos por el Camino Viejo de Onda para después pasar por Encorna en dirección a Araia, para situarnos frente a las calzadas del Salto del Caballo y Mas del Llosar, antiguos caminos de herradura de Llucena que comunican con las minas. 


Las bocaminas y minas del Mas del LLosar y del Mas de la Mina presentan diferentes minerales muy apreciados para su explotación desde las primeras edades de los metales: plomo, cobre y posteriormente hierro. Ya en épocas más recientes fueron de interés el plomo para la fabricación cerámica, el zinc y el hierro. Los metales aparecen en diferentes formas mineralógicas".

Fuente: L´Alcora Natura Viva.

Observaciones: la ruta finaliza en Araia, por lo que es conveniente disponer de un coche de apoyo que nos permitirá regresar hasta Alcora por carretera.


sábado, 24 de abril de 2021

El Clot de la Mare de Déu


                                 Álbum fotográfico en Google Fotos


El Paraje Natural Municipal Clot de la Mare de Déu, es un espacio natural singular, puesto que es uno de los escasos ejemplos de bosques de ribera presentes en la Plana Baixa.

Con una superficie de 17,84 hectáreas y ubicado en el litoral próximo a las playas de Burriana lo transforman en un lugar de visita obligado para turistas y público que cada verano llegan a Burriana en busca de sol, arena y playa.

El Clot de la Mare de Déu posee la vegetación característica de los bosques de ribera con chopos y sauces en los márgenes más exteriores del cauce y carrizos y juncos en contacto con el agua. En la gola, zona de desembocadura del Clot, la vegetación se hace más halófila (salina), apareciendo taraix. En cuanto a la fauna destaca la presencia de aves acuáticas como el zampullín chico, el avetorillo común, el correlimos y la garcilla buellera entre otros, mientras que del grupo de los reptiles se puede citar la culebra de agua, la culebra bastarda y el galápago europeo. Todo esto ha originado que este enclave se encuentre incluido en el catálogo de Zonas Húmedas de la Comunidad Valenciana.

Ruta no homologada.

Ruta circular y dextrógira, con dirección de marcha NO - E, que tiene su corto recorrido de 3 Kms., por el término municipal de Burriana y corresponde en su totalidad al Paraje Natural Municipal denominado El Clot de la Mare de Déu.

Partimos del Carrer La Farola, donde aparcamos nuestro vehículo y conectaremos con el Camí Vell de la Mar, hasta su punto más al NO, donde giraremos a la derecha (Este) cruzando el Camí la Closa, ya estamos caminando por el Camí de les Salines, hasta alcanzar el Camí del Molí de l´arròs y Les Terrasses, ya en la desembocadura del río Anna en el mar Mediterráneo, punto final de esta bonita y particular excursión.

Ruta familiar muy recomendable.

Paraje Natural muy cercano y asequible, de corto recorrido pero muy intenso, con leyenda incluida en la Ermita de la Mare de Déu de la Misericordia e histórico por la Torre del Mar. 

"Seijó nos da la noticia de que Jaime I, por la zona donde estaba la torre es noviembre de 1233 dona a los hermanos Guillermo y Pedro de Ponte ¿cuatro jovadas de tierra, cerca de dicha torre y alquería, ... mas Nos, el predicho Rey por la gracia de Dios, deberemos reedificar dicha torre que está en dicha alquería, para salvamento y defensión del puerto de mar y de todos los que allí vivieren¿".

 Según Barreda, la torre se encontraba asociada no solo al cumplimiento de una función defensiva y militar sino también al comercio y distribución de la sal durante la Baja Edad Media. Burriana era una zona de producción y de llegada de sal procedente de Francia.

Jaime I otorgó a la población, en 1251, el derecho a distribuir y abastecer de sal a los pueblos desde el norte del Júcar hasta Oropesa, con la excepción de Castellón. De esto son testimonio las palabras de Martí de Viciana cuando en 1564 en la Crónica de la ínclita y coronada ciudad de Valencia dice: ¿... antiguamente solía haber en este término junto al mar salinas donde se hacía mucha y buena sal y esto duró hasta los años MCCCCLXX. Y según parece por muchas escrituras dignas de ser creídas y conservadas en el archivo de Burriana, las salinas eran propias de la villa y por servir al rey se las dieron. Solamente ha quedado a la villa ser una de las nueve aduanas o casas donde se vende sal en el reino. Junto a la salina hay un estanque de agua de manantial donde los corsarios solían hacer agua, y por ende se ha fundado una torre fuerte con guardias que defienden la aguada y dan aviso a la tierra quando por allí passan los corsarios¿. 

Pero no solamente serviría la torre para misiones de defensa sino también como almacén para que permaneciera la sal hasta que fuera posible su traslado a la villa. La primera mención que se hace de la torre después de las referencias anteriores, es en 1563 por el arquitecto e ingeniero militar Giovanni Battista Antonelli quién había servido bajo las órdenes de Carlos V en Italia y llegó a España en 1559. Éste fue comisionado por el rey Felipe II para recorrer la costa valenciana con el fin de estudiar que lugares tenían necesidad de fortificación.

En 1611, Escolano escribe sobre ella: ¿... a una grande legua de la torre de Biesma, se vá a dar a la del Grao de Burriana, que tiene la misma guarda (dos soldados de a pie y dos de a caballo), y por allí su desembocadero un riachuelo o barranco...¿. Tanto en 1585 como en 1673, la torre tenía dos guardas armados y dos atajadores que llegaban hasta el Estany de Nules que, aproximadamente, se extendía hasta la actual acequia Comuna, en el término de Nules. 

En el siglo XVIII la guardia había bajado, pues ¿tiene un atajador con la obligación de hacer el atajo desde la torre de Burriana hasta el estanco de Nules, que es donde también llegará el atajador de Moncofa¿; por el N. el atajo correspondía realizarlo a los dos atajadores que tenía ¿la torre de Millans los cuales custodiaban, también el bosque del río Millans y el rincón de la Garrofera.....y encontrando fragatas o inicios de moros, han de dar aviso a dicha torre, al capitán requeridor o Gobernador de Castellón¿ (Castañeda Alcover). 

En 1723, según consta en el archivo municipal de Castellón (Governació 1792/93), esta torre poseía los pertrechos siguientes: ¿un cañón de bronce, de tres libras de calibre, con su cureña de campaña; un atacador-cuchara, sacatrapos, dos cabezales, dos cuñas de mira y dos espeques; quatro mosquetes; pólvora de doze libras, y cuerda-mecha de quatrao varas¿. A su cargo estaban cuatro hombres: Antonio Benet y José Rosell, soldados a caballo; Vicente Germán e Ignacio Perelló, soldados de a pie. Se encuentra junto a la desembocadura del Riu Sec, defendiendo la aguada de dicho río y el grau de Burriana. Las torres más próximas son la del Millars a 6,5 km. al Norte y la de Moncofa a 12,75 km. al Sur.

Es una torre de planta rectangular de mampostería con sillarejos en los ángulos. Tiene una altura de 10,2 m y 25 m de perímetro. Dispone de planta baja, con la puerta adintelada de acceso, y piso, con bóvedas de cañón. La primera bóveda posee una pequeña apertura para la escalera de mano por la que se accedería a la primera planta. Se conserva el matacán superior, aspilleras en la fachada recayente al río, ventanas en los cuatro lados y, en el interior de la planta baja, un pozo y unos depósitos abiertos sobre la pared que según Boira podrían ser los abrevaderos de los caballos de los atajadores.

Según una antigua fotografía publicada en Geografía General del Reino de Valencia de Sarthou Carreres nos la muestra con cuatro torrecillas circulares en los ángulos, aunque éste no debió ser el aspecto original, porque Acuña, en 1585, solo menciona la presencia de aspilleras y del matacán superior. Según el mismo había cerca unas salinas con unas dependencias donde se almacenaba la sal. Estas salinas eran servidas por una acequia que pasaba cerca de la torre. 

La torre fue restaurada en 1981 y se remató con un muro continuo en su parte superior, inexistente en su origen. En la restauración, según Seijó, se eliminaron las torrecillas circulares de las esquinas, que aparecen en la fotografía de Geografía General del Reino de Valencia. El levantamiento de bloques de apartamentos en sus cercanías limitan la visibilidad de la torre al mar". 

(C.Pérez-Olagüe)

Datación: Mediados del s. XVIII.

Oculta entre los árboles que forman el Paraje Natural Municipal Clot de la Mare de Déu se encuentra esta ermita consagrada a la patrona del pueblo.

Cuenta la leyenda popular que unos pastores encontraron la imagen de la Misericordia dentro de una campana en el agua del Clot o estanque de la Vila como era conocido este sitio. 

La ermita que data del siglo XVIII, como la mayoría de las que se encuentran el término de Borriana, está adosada a la vivienda. De planta cuadrada posee una pequeña sacristía. Destaca en la fachada una hornacina, hoy vacía, justo debajo de la espadaña. De la antigua decoración sólo quedan restos de pintura al fresco que ilustraban la leyenda del encuentro de la imagen. La campana colocada en el año 1942 está dedicada a la Misericordia.


sábado, 17 de abril de 2021

El Camino del Agua en Vall de Almonacid




Ruta no homologada.

Ruta circular y dextrógira, con dirección de marcha O - NO - N - NE - SE - SO, que tiene su recorrido por los términos de Vall de Almonacid y brevemente por el de Algimia de Almonacid (Forniche) para continuar y terminar la ruta completa, por el término de Vall de Almonacid.

Partimos desde el Aljibe de la Casa Abadía, en dirección a la Fuente el Lentisco, Anchoy, Fuente Macián, Macacil, El Marchante, Fuente Forniche, El Marchante, Azud y Fuente de los Curas, Fuente Larga, Balsa de la Huerta Mayor, Lavadero, Fuente de La Rodana y El Caño.

El agua es un elemento esencial y está unida a la vida y sin ella - la vida - no es posible. Desde tiempos inmemoriales los pueblos han aguzado el ingenio para buscarla, obtenerla, dominarla y aprovecharse de ella con sabiduría y respeto.

Es el saber de nuestros mayores en el uso y aprovechamiento del agua. 

Hay un conjunto de bienes que aglutinan el Patrimonio Hidráulico, denominadas infraestructuras de riego y construcciones hidráulicas.

Río -> Azud -> Acequia mayor -> Acequias menores -> Hijuelas -> Tierra

Es un Patrimonio tan histórico como variado en su riqueza. Su desarrollo e intensificación lo encontramos en la época musulmana, y más tarde y tras la Conquista y Repoblación, se establece una estrategia de ocupación.

Hacemos una breve (aplicada a esta ruta) reseña:

Acequias, Fuentes, Manantiales, Canales y Acueductos, como elementos de abastecimiento y conducción del agua.

Azudes, Acequias menores y Presas, como derivación del agua.

Embalses, Balsas y Albercas de riego, como elementos de acumulación del agua.

Aljibe, como abastecimiento de agua potable.

Lavadero y Abrevadero como elemento del uso del agua. 

Cultura tradicional en Vall de Almonacid; conocer, para cuidar y proteger el Patrimonio Cultural del Agua (Unesco) que es el Patrimonio de un pueblo.

Nuestro agradecimiento a Rafa Capilla (especialmente) y Salvador Estall, que nos acompañaron por Anchoy y nos mostraron el trabajo y esfuerzo que están realizando para recuperar elementos tan importantes como: el Acueducto de Anchoy, su antigua Acequia (después de unos 45 años en desuso) Balsa, Azud y Fuente de Anchoy.

Ruta muy recomendable: etnológica, histórica, paisajística y cultural.


sábado, 2 de enero de 2021

Al Refisión y Peña Cullera, desde el Collado de Par en Par



Ruta circular, con dirección de marcha O - SE - S - N - NO - N, que tiene su recorrido por los términos de Algimia de Almonacid, Aín y Almedíjar (respectivamente) y ya una vez alcanzado nuestro último objetivo, que es la Peña Cullera, desandaremos nuestro camino por Almedíjar, Aín y Algimia de Almonacid.


Partimos desde el Camí de la Serra, cerca de la Nevera de Algimia (perteneciente al término municipal de Algimia de Almonacid) y Collado de Par en Par.


Continuamos, en ascenso, por el Camí de la Serra, y en dirección al Collado de Ibola, alcanzaremos el Alto de Ibola y el Collado de Torres o de la Mujer, donde una senda hacia el Sur nos invita a caminar en dirección al pico Refisión.


Una vista panorámica de El Carrascal (Azuébar) entre otras maravillosas de la Comarca de El Alto Palancia y Sierra Espadán, nos esperan desde el pico Refisión (997 m s.n.m.) y más hacia el Sur, Peña Cullera (977 m s.n.m.)


Ruta muy recomendable por nuestra querida Sierra de Espadán, por la humanización de su paisaje y también por sus extraordinarias vistas panorámicas, su "skyline", especialmente desde el pico Refisión y Peña Cullera, que - además - por su avanzada posición hacia la comarca de El Alto Palancia, nos permite "dibujar" geográficamente esta Comarca.