domingo, 10 de febrero de 2008

Terrenos de cultivo muy cuidados en Vall

2 comentarios:

La hormiga remolona dijo...

Pero son de los pocos que quedan. Está todo tan perdido... El monte vuelve a ser salvaje.

Juan J. Carrasco Lozano dijo...

Qué pena da, verdad ? con el esfuerzo y trabajo que le han dedicado. Pero los de la imagen son una excepción y año tras año siguen bien cuidados.
Saludos.