domingo, 21 de septiembre de 2008

Rincón típico en Aín

Preciosos geranios en Aín

Banderas en el Ayuntamiento de Eslida

Una calle de Eslida

Eslida en fiestas

GR36 hacia LA VILAVELLA

Ubicación y flechas direccionales GR36 y PR

Font de la Figuera

Pista y senda

Bella estampa

Senda descendente

Ubicación y flechas direccionales del GR36

Coll de Barres

Hacia el Coll de Barres

Señales del GR36

Membrillero

Molí de Dins, vista parcial

Camino y Molí de Dins

La nuez, fruto del nogal

Nogal, Juglans regia

Cruce de caminos

GR-36 Transespadán, Aín - Eslida - Aín

Es evidente que el senderismo está en expansión y es la principal actividad de ocio en los países desarrollados.

En general, la gente no conoce bien aquello que tiene cerca de casa por diversas circunstancias y motivos, de ahí que es importante dar a conocer y difundir el magnífico patrimonio natural que nos rodea.

Vamos a hablar del Parque Natural de la Sierra de Espadán que se encuentra localizado al S de la provincia de Castellón, separando los valles del Palancia y del Mijares, ramal del Sistema Ibérico con una extensión declarada como parque de unas 31.180 hectáreas y que lo convierten en el mayor Parque Natural de nuestra Comunidad.

Con una altitud un poco superior a los 1.100 m, representado magníficamente por el pico de la Rápita (1.106 msnm) y el pico Espadán (1.099 msnm). Su favorable orientación geográfica y configuración lo convierten en un enclave natural excepcional dentro de la Comunidad Valenciana, siendo declarado como Parque Natural el 29 de Septiembre de 1998.

Afortunadamente para nosotros, que vivimos tan cerca, existe un sendero de gran recorrido (GR-36) que atraviesa la Sierra de Espadán. Este sendero tiene unos 60 Km de longitud y cabalga desde el NO (Montanejos, en el estrecho del Mijares, en el Alto Mijares) al SE (La Vilavella, en la Plana) donde enlaza con la Vía Augusta romana (una Ruta Verde que recorre la Comunidad Valenciana de N a S).

El GR-36, como sendero homologado que es, se rige por una normativa internacional de señalización, clasificados a nivel europeo según la distancia y la dificultad del recorrido (más de 50 Km) y como todos los senderos GR están señalizados en ambos sentidos y con lo colores blanco y rojo.

Así pues este sendero de gran recorrido atraviesa toda la sierra desde Montanejos, Torralba del Pinar, Villamalur, Alcudia de Veo, Veo, Aín y Eslida hasta La Vilavella.

Un senderista experimentado podría recorrer el sendero en una dura y larga jornada desde antes del amanecer (y de hecho se ha hecho ya) pero es recomendable hacerlo por etapas para una mayor comodidad y disfrute del mismo.

Ya se ha publicado en EL FULL, querido lector, una de estas etapas con fecha 06.06.08 y en el Nº 1172 (Alcudia de Veo, Veo, Aín, Alcudia de Veo).

Nuestra ruta de hoy es: Aín - Eslida - Aín - Tramo GR-36

Aín es una pequeña población de origen árabe como indica su nombre (Aín, significa fuente en árabe) y viene dado por las fuentes que posee. Sus blancas casas y estrechas calles empedradas reciben al visitante. Es uno de los municipios anclados en la Sierra Espadán y se encuentra localizado en una pequeña hoya rodeada de montes.

Se levanta en la ladera del pico Batalla (973 msnm) y para salir de la hoya el GR asciende por el Barranc de la Caritat hasta el Coll de Barres (754 msnm) utilizando una pista.
A partir de aquí el GR inicia un descenso prolongado y que no se interrumpe hasta llegar a Eslida, atravesando una zona de bancales escalonados y abandonados y próximo a manantiales de fresca agua . El antiguo camino conserva tramos de empedrado original. Eslida se beneficia de la cercanía de la Plana y de su industria del corcho.

Así pues la ruta se inicia en el calvario y remontando por el Barranc de la Caritat, pasaremos bajo un Arco-Acueducto, por el Molí de L´Arc o de L´Arquet y Bassa del Mig, hasta que en un cruce de caminos veremos el poste de señalización del GR a los pies de un nogal, que nos tutela a nuestro paso. El castillo de Aín (siglo XII) con su torre del Homenaje nos observa desde su atalaya y se va quedando a nuestra derecha y atrás, a medida que vamos progresando hasta alcanzar la pista, anteriormente mencionada, y que está perfectamente señalizada.

Otro nogal junto a la pista y unos membrilleros nos flanquean a nuestro paso. Nos imaginamos el dulce de membrillo y el licor de membrillo que se pueden hacer con el fruto del membrillero (el membrillo) y se nos hace la boca agua a estas horas de la mañana.

Un nuevo molino de harina movido por las aguas del Barranc de la Caritat nos recibe con gran porte, se trata del Molí de Dins. Arquitectura rural de Espadán como testimonio del esfuerzo y trabajo de los habitantes de un pueblo. En la actualidad se encuentra restaurado con buen gusto y sirve como casa de veraneo (como sucede con su compañero, el Molí de L´Arc).

La sinuosa pista discurre paralela al barranco y señales del GR en los troncos de los pinos rodenos nos confirman nuestra correcta dirección hasta que veremos una estaca de madera (con señales del GR) a la izquierda de la pista. Se ha acabado la excursión... a partir de aquí, por una estrecha senda, hay que salvar una prolongada y dura ascensión cuyo desnivel nos deja sin respiración hasta alcanzar el Coll de Barres (El Corralet). Estamos en los montes Tarraguán.

Es un buen momento para descansar y tomar fruta y chocolatinas de nuestras mochilas.

Podemos constatar que hasta aquí llegan los vándalos pues han destrozado y dispersado unos paneles de madera.

Nos orientamos y después de saludar al Puntal de L´Aljub (944 msnm), con sus características antenas, descendemos por una senda estrecha que se abre a la derecha, rechazando una pista amplia y cómoda. Esta senda está señalizada en una roca con señales del GR (blanco y rojo) y del PR (amarillo). Descubrimos una bonita senda en un vertiginoso descenso que mas tarde se convertirá en una dura prueba para remontarla. Mientras descendemos hacia Eslida, a nuestro alrededor pinos de rodeno y alcornoques nos alegran hasta alcanzar una nueva pista con una brusca senda, que mas parece una herida en la misma (señalizada con una estaca de madera y señales del GR y PR, que llevamos).

Descenso acusado en desnivel y con piedras sueltas hasta que descubrimos, un tesoro, casi oculto por las rocas y la vegetación. Llegamos a la Font de la Figuera (457 msnm) donde nos refrescamos. Reanudamos nuestra caminata por un camino cementado y que continúa de tierra, es el camino rural del Oret, hasta que entramos en la población de Eslida por la calle La Carrera.

Eslida tiene todo su término municipal dentro de los límites del Parque Natural de la Sierra de Espadán, se encuentra a 381 msnm en la falda de la montaña y bajo el castillo de Eslida. Sus montes salpican fuentes como son: Font de la Figuera, Fonillet y Escaletes (que serán objeto de una ruta especial).

Pronto advertimos que Eslida está de fiestas, efectivamente, se celebran las fiestas del Santísimo Cristo del Calvario, y sus calles se encuentran engalanadas con los típicos gallardets y colocadas las barreras y cadafals para el bou al carrer. Paseamos por la plaza del Ayuntamiento, carrer del Porxet y nos acercamos al horno del pueblo para llevar a nuestras casas algunos productor típicos de Eslida.

Regresamos sobre nuestros propios pasos en una ruta preciosa y calurosa de verano hasta llegar a Aín, donde en nuestro vehículo regresamos a Onda.

Senderistas: Jorge Vidal y el autor.