sábado, 5 de enero de 2008

Toga a la vista, nuestro regreso

Nuestra senda

Flechas direccionales, regreso por senda

Colmenas

Buenos días, Argelita

Caminando por la pista

Vista panorámica

Verdes y Azules

El cielo como un manto

El autor en las cuevas

Subimos a ver las cuevas

Paisaje montañoso

Herradura de San Jaime, vista general

Magnífica panorámica

Herradura de San Jaime

Sobre nuestras cabezas

Corral abandonado y arco resistente

Pista hacia arriba

Admiren que maravilla de cielo, en Toga.

Despertando en Toga

Cielo rojizo y nubes en la madrugada

Mañana fría en Toga

Flecha direccional

Toga - Herradura de San Jaime - Fuente Caliente - Toga

Toga - Herradura de San Jaime - Fuente Caliente - Toga


Empezamos el año 2008 con esta segunda ruta de Toga que hemos elegido y que completamos en esta población.
Mañana muy fría y oscura, partimos en coche hasta Toga, donde dejamos el vehículo bien aparcado a la entrada de este bello pueblo y empezamos a caminar por la carretera en dirección a Torrechiva, por el puente sobre el río Mijares.
Seguimos la carretera y una vez pasado el mencionado puente, continuamos y podemos ver Toga, que aún no se ha despertado en esta víspera de los Reyes Magos. Nos encontramos con un poste y flechas direccionales, nuestro siguiente objetivo es la Herradura del rey Jaime I, decidimos ir por la pista, para después descender de regreso por la senda, de esta forma cerramos el circulo y así lo hacemos. Vemos unos corrales abandonados, curiosamente en todos los que hemos llegado a ver, casi todos, sin techumbre y con sus muros mas o menos ruinosos, pero en todos se mantiene en pie el arco de medio punto.
Las nubes forman un tapiz, estamos deseando que los rayos del Sol calienten ya nuestros cuerpos e iluminen las montañas. Alcanzamos ya la altura en la Herradura del rey Jaime I y nos tomamos la licencia de continuar por el camino asfaltado (para prolongar mas esta ruta), desde mas arriba se ve perfectamente la forma que le da su nombre.
Tomo unas fotografías que hablan por sí solas, podemos observar en una misma panorámica la Herradura del rey Jaime I, Toga, Espadilla y peña Saganta, de vigía, que nos observan a mi compañero y a mí como intrusos que somos, eso sí, amistosos.
No vemos rastros, de momento del paso de los Reyes Magos, que se aproximan ya por estos lares.
Nos acercamos a unas cuevas y no podemos evitar la tentación de ascender hasta ellas para observarlas de cerca, la subida es un poco accidentada pues es empinada y con piedras sueltas, ayudándonos uno al otro conseguimos subir.
El cielo parece que cae sobre nuestras cabezas, plomizo y muy serio. Descendemos y conectamos de nuevo con el camino asfaltado, ya parece que hay mas luz, el Astro rey se está imponiendo y hace valerse para nosotros en la comarca del Alto Mijares, por lo menos pasamos a tener un cielo azul y nubes de algodón.
Se termina el camino asfaltado y continua el mismo camino pero ya de tierra, saludamos a la querida población de Argelita, que allí abajo y atrás la dejamos. Mas adelante una cadena flanquea uno de los pasos a un camino mas elevado, vemos porqué, hay muchas colmenas dispuestas en el camino cerrado al paso, un pequeño corral hace de guardián de las mismas y yo doy de que habían muchas abejas... alrededor mío por lo menos, me alejo sin prisa pero sin pausa y me incorporo hasta donde está mi compañero esperándome, a cierta distancia, demostrando así su prudencia.
Cogemos dirección de la senda de la Herradura del rey Jaime I, ya de regreso, y cuando alcanzamos el poste, observamos en lo alto del cielo, en dirección a Torrechiva, muchas aves, posiblemente rapaces o carroñeras sobrevolando las montañas de nuestro alrededor, llegando a contar hasta catorce ejemplares volando a la vez, ha sido una bonita experiencia y debían ser bastante grandes habida cuenta del tamaño que se les adivina por la distancia que media entre nosotros (me informaré para ver si podemos saber exactamente de que genero de aves se tratan). Bajamos hasta el nacimiento de La Fuente Caliente e intentamos vadear el río Mijares, siguiendo las marcas de señalización del sendero local de esta ruta SL-CV 56 y podemos comprobar como la fuerte corriente de agua ha arrastrado una pasarela dispuesta para vadear el río en este punto por lo que nos vemos obligados a dar media vuelta, no sin antes apreciar el caudal y la belleza que transmiten el discurrir y el sonido relajante del agua del río.
Volvemos a la carretera en dirección al puente sobre el río Mijares, cruzamos el Barranco Payro y entramos en la población de Toga.
No podíamos desaprovechar la ocasión de acercarnos a La Fuente Caliente y aprovisionarnos de agua para casa. Así lo hice, llené una garrafa de agua, ya lo saben, una garrafa de agua y a la cola..., como reza la leyenda en La Fuente Caliente de Toga.
Con una garrafa de agua fresquita para casa, con una magnífica mañana que hemos completado en esta ruta sin incidentes, regresamos a nuestras casas, cansados pero felices porque la montaña una vez más nos ha contagiado con su fuerza y vitalidad.
Senderistas: Vicente Gimeno y el autor.
Desde Caminatasalas8 esperamos y deseamos que los Reyes Magos de Oriente sean generosos con todos Uds., mañana día 6 de Enero de 2008 - Día de los Reyes Magos.