sábado, 20 de junio de 2015

Castillos, Torres y Fortalezas de la Sierra de Espadán: Castillo de Artana


El Castillo de Artana, se encuentra situado en un monte cercano al pueblo sobre el que domina, y próximo al conjunto religioso que conforman la Ermita del Calvario y Calvario.

Se pueden apreciar importantes restos de grandes lienzos de muralla, basamentos de diversas torres, aljibe y otras construcciones militares.

La Torre del Homenaje se halla parcialmente derruida y tan sólo se alza su mitad inferior.
Así mismo, en el interior de la población se localizan distintos vestigios de la muralla que protegió a la Villa hasta, incluso, en el período de las guerras carlistas (el castillo fue dinamitado).

Se encuentra en este estado de ruina, abandonado y presa del olvido como todos los Castillos, Torres y Fortalezas de nuestra querida Sierra de Espadán (es justo reconocer que hay una excepción notable, nos estamos refiriendo a la completa rehabilitación de la Torre del Homenaje del Castillo de Almonecir en Vall de Almonacid). 

Artana, con 1.994 habitantes (Censo de 2014) tiene su término municipal de 36,3 Km2, incluido parcialmente dentro de los límites del Parque Natural de la Sierra de Espadán y limita con las siguientes poblaciones:

Noroeste: Tales, Norte: Onda Noreste: Betxí.
Oeste: Alcudia de Veo y Eslida. Este: Nules.
Suroeste: Alfondeguilla. Sur: Alfondeguilla y Vall de Uxó. Sureste: Nules.

La población de Artana cuenta con orígenes muy remotos y de tiempos de la romanización ya se conoce su existencia como importante Villa que recibía la denominación de Aretalia, perteneciente a la Edetania.

De la época de la dominación musulmana existen pocas noticias aunque se sabe de la existencia, en la actual localización urbana, de un pequeño núcleo de población y como ocurriría en casi toda la Sierra de Espadán, Artana alcanzó su pleno desarrollo.

Consta en el Llibre del Repartiment, que el monarca Jaime I efectúa una donación - que nada tiene que ver con la repoblación pues se trata de concesiones por las que el monarca premia a los que le ayudan en la conquista de Valencia -  a favor del noble aragonés García Romeu a quien se le entrega todo el Valle de Artana, el 18 de Octubre de 1238.

Efectivamente, al entregarse lugares en los años 1237 y 1238, cuando la Sierra de Espadán, era un peligro constante y seguía sin rendirse a los conquistadores cristianos hasta varios años después, estas donaciones carecían de valor.

Sería conquistado para las armas cristianas por las tropas del rey Jaime I, en el año 1242 y se mantuvo como pequeño señorío durante la época medieval conservando su población musulmana sometida al feudalismo dentro de la Baronía de Artana

La población de la época estaba compuesta por dos comunidades: la musulmana y la cristiana, teniendo cada una de ellas su respectivo Alcalde y Cadí (Juez).

Para evitar problemas, el rey Jaime I concedía la Carta de Gracia y Seguridad, el 29 de Mayo de 1242.

Por esta Carta se respetaba toda la forma de vida de aquellos pueblos según tradición y religión musulmana, obligando a los cristianos a no molestarles ni a impedirles el practicar sus costumbres, así como se les respetaba sus mezquitas, escuelas, fiestas, cementerios y heredades, disfrutando casi de tres siglos de plena autonomía.

En el siglo XV pasó a formar parte del patrimonio de la familia Tou (señores de Borriol y Sollana) y más tarde en el siglo XVI pasaría a incrementar las posesiones de los Duques de Villahermosa.

Sufrió las revueltas moriscas del siglo XVI y con la expulsión de los moriscos en 1609 quedó prácticamente despoblada, siendo repoblada por cristianos en 1611, probablemente de Onda.

La Carta Pobla de Artana se otorga con fecha 20 de noviembre de 1611.
Con agradecimiento a Vicente Gil.

UBICACIÓN: Artana (Castellón). COMARCA: La Plana Baixa. CATEGORÍA: Edad Media. Siglo: XII  y Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949 y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.  

ALTITUD: 341 msnm COORDENADAS: Lat. Long. (WGS84) 39.894341 -0.25755600

Enlaces: 

Bibliografía: Grupo MSJ

sábado, 6 de junio de 2015

Desde El Tomazal hasta el Remolcador, por La Reduela


Desde El Tomazal por La Granella, La Carrasca, El Molar, La Reduela, La Torrasa hasta el Puerto del Remolcador y sus Masías.
Términos municipales del Castillo de Villamalefa y Ludiente.

Necesitamos dos vehículos: uno de ellos lo aparcaremos cerca del Remolcador para nuestro regreso al Castillo de Villamalefa y otro que lo dejamos aparcado en un claro a la derecha de la CV-194 (dirección Ludiente) para tener cerca el acceso al camino perpendicular (hay fita de piedras) a la CV-194 y que da inicio a esta ruta lineal.

Mientras nos acercamos a nuestro punto de inicio, observamos, al Este del río Villahermosa, el bloque cretácico de "Benachera-Herrerías-La Jara" con la Masía de Cabezo Royo y en el valle..., "Las Girabas".

Interesante jornada de exploración senderista por las tierras del Alto Mijares, con estudio geográfico del territorio y antropológico de las Masías.  

Ruta lineal con dirección de marcha O-S-NO, que se inicia en La Colada del Camino de Granella,  hasta alcanzar La Granella (se trata de una agrupación de Masías, que reúne más de una quincena de edificios) y mantuvo hasta 1960 su hábitat permanente. En el momento de máximo demográfico (1887) registró 54 habitantes; en el censo de 1960 todavía la habitan 40, despoblándose después hasta quedar abandonada en la actualidad. Profesor: José Sancho Comins.

Desde aquí por el Cordel del Paso de la Granella al Barranco Manzano alcanzaremos La Casica, desviándonos hacia el Sur en una bifurcación para continuar por La Colada del Paso del Jaqués hasta la Masía del Jaqués.

Cruzaremos La Colada del Paso del Jaqués, para conectar y continuar más adelante con la Colada del Paso de La Cervera a Norilla, hasta que conoceremos la Masía de Vicenta; desde aquí por un camino llegaremos a la Masía de La Cervera.

Desde la Masía de La Cervera y por la Colada de La Cervera a la Masía del Molar, llegaremos a la Masía del Molar y desde aquí, viramos hacia el NO mientras cruzamos el Cordel del Paso de La Granella al Barranco del Manzano, por una sinuosa pista que se estira y estira ... , cruzaremos La Colada del Paso de Los Jaques a la Masía de Gasque, hasta la Masía de Gil, Masía del Matò y cruzando brevemente La Cañada del Paso Real de Aragón, llegamos a la Masía de La Reduela y La Ferrerola, disfrutando de nuevo de La Cañada del Paso Real de Aragón.

Viramos hacia el N cruzando la Vereda del Paso de La Reduela para conectar con la Vereda de La Granella a la Cañada del Paso Real de Aragón, Camino de la Vereda de la Hoya Nao y finalmente por la Cañada del Paso  Real de Aragón llegamos al Remolcador (CV-190) punto final de esta ruta senderista.  

De regreso vamos repasando la riqueza y variedad de estas tierras del pan, hoy tristemente abandonadas hasta que regresamos al Castillo de Villamalefa.

Ruta muy recomendable por la humanización del paisaje, y por su alto valor patrimonial, antropológico así como paisajístico. 

Nota: El Track de esta ruta está disponible en la pestaña, Mi Wikiloc - Rutas en GPS, del Blog; invitándoles al mismo tiempo a que visiten la galería fotográfica de esta ruta.

Masías:

Masía de La Granella, el mismo límite de los términos municipales del Castillo de Villamalefa y Ludiente, está situado aproximadamente en la mitad de la Masía.
Masía de La Casica (Ludiente).
Masía del Jaqués (Ludiente).
Masía de Vicenta (Ludiente).
Masía de La Cervera (Ludiente).
Masía de El Molar (Ludiente).
Masía de Gil (Ludiente).
Masía de La Reduela (Ludiente).
Masía de Cristóbal (Ludiente)
Masía del Matò (Ludiente).

sábado, 30 de mayo de 2015

El Castillo de Villamalefa y sus Masías III


Interesante jornada de exploración senderista por las tierras del Alto Mijares, con estudio geográfico del territorio y antropológico de las Masías.  

Ruta circular con dirección de marcha O-N-SE-N-O, que se inicia en el Camino de la Masía de Royo, a su paso por el Cementerio y Ermita del Calvario, que en su punto más septentrional coincide con la Vereda de la Masía de Royo a Cueva Alta, mientras el Penyagolosa preside constantemente la escena y cierra el horizonte.

Descubrimos en primer lugar, la Masía de Royo, que como todas las Masías nos informa de la transformación y cambios sufridos en estas tierras, nos estamos refiriendo a su despoblación, las tierras de cereales..., las tierras de pan..., han sido también abandonadas a su suerte y al olvido, al silencio del olvido.

Nuestra ruta continúa hacia el Sur, dejando atrás la Masía de Royo: es la continuación del Camino de la Masía de Royo y Cordel del Plano Royo (coincidiendo en su punto mas oriental con la Colada de la Masía de Royo).

Observamos hacia el Norte, que nace una senda que nos llevará a conocer la Masía de la Loma y hacia el NE, el Camino de la Masía de Roque Chiva que nos guiará sin pérdida hasta la Masía de Roque Chiva, pero antes nos hemos desviado por una corta senda que pronto se transforma en un campo de viñedos para conocer la Masía del Prado.

Desde la Masía del Prado y más adelante, virando hacia el Este y coincidiendo con el Cordel de la Granella al Hostal Quemado y Camino del Mas de Roque Chiva llegaremos a la Masía de Roque Chiva; hacia el Sur y por el camino ya conocido conectaremos con el Camino de la Masía de Royo, pasando junto a la Masía El Corralet y Masía de Royo.

De regreso sobre nuestros propios pasos vamos repasando la riqueza y variedad de estas tierras del pan, hoy tristemente abandonadas hasta que regresamos al Castillo de Villamalefa.

Ruta muy recomendable por la humanización del paisaje, y por su alto valor patrimonial, antropológico así como paisajístico. 

Nota: El Track de esta ruta está disponible en la pestaña, Mi Wikiloc-Rutas en GPS, del Blog; invitándoles al mismo tiempo, a que visiten la galería fotográfica de esta ruta.

sábado, 16 de mayo de 2015

Castillo de Villamalefa y sus Masías II


Interesante jornada de exploración senderista por las tierras del Alto Mijares, con estudio geográfico del territorio y antropológico de las Masías.  

Ruta circular con dirección de marcha O-N-SO-SE-O, que se inicia en el Camino de la Masía de Royo, a su paso por el Cementerio y Ermita del Calvario, que en su punto más septentrional coincide con la Vereda de la Masía de Royo a Cueva Alta, mientras el Penyagolosa preside constantemente la escena y cierra el horizonte.

Descubrimos en primer lugar, la Masía de Royo, que como todas las Masías nos informa de la transformación y cambios sufridos en estas tierras, nos estamos refiriendo a su despoblación, las tierras de cereales..., las tierras de pan..., han sido también abandonadas a su suerte y al olvido, al silencio del olvido.

Nuestra ruta continúa hacia el Sur, dejando atrás la Masía de Royo: es la continuación del Camino de la Masía de Royo y Cordel del Plano Royo (coincidiendo en su punto mas oriental con la Colada de la Masía de Royo).

Observamos hacia el Norte, que nace una senda que nos llevará en próximas excursiones, a conocer la Masía de la Loma y hacia el NE, el Camino de la Masía de Roque Chiva que nos guiará sin pérdida hasta la Masía de Roque Chiva.

A nuestro paso, en el Camino de la Masía de Royo, nos encontramos junto a la pista la Masía El Corralet  y en una encrucijada de caminos tomamos el Cordel de La Granella al Mas Quemado que nos guiará hacia el Sur (cruzando la Vereda del Cabezo Royo) hasta La Granella (se trata de una agrupación de Masías, que reúne más de una quincena de edificios y mantuvo hasta 1960 su hábitat permanente. En el momento de máximo demográfico (1887) registró 54 habitantes; en el censo de 1960 todavía la habitan 40, despoblándose después hasta quedar abandonada en la actualidad.
Profesor: José Sancho Comins.

Conectamos desde La Granella y por la Colada del Camino de Granella, en contínuo  descenso hacia el Oeste, con la carretera CV-194 donde dejamos una fita de piedras como referencia a este enlace y vía de comunicación que sin duda fue muy importante logísticamente.

De regreso a La Granella (en el mismo límite entre los términos municipales de Ludiente y el Castillo de Villamalefa), remontando por la Colada del Camino de Granella, nos orientamos hacia el Norte para continuar nuestra marcha y una vez cruzada la Vereda del Cabezo Royo, giramos 90º hacia el Este por un camino que se estira y estira..., hacia la Masía de Gil (en ruinas) cruzamos la Colada de la Masía del Barranco que nos llevará sin pérdida hasta los dominios de la Masía del Barranco (Barranco Hondo).

De regreso sobre nuestros propios pasos vamos repasando la riqueza y variedad de estas tierras del pan, hoy tristemente abandonadas hasta que regresamos al Castillo de Villamalefa.

Ruta muy recomendable por la humanización del paisaje, y por su alto valor patrimonial, antropológico así como paisajístico. 

Nota: El Track de esta ruta está disponible en la pestaña, Mi Wikiloc-Rutas en GPS del blog; invitándoles al mismo tiempo a que visiten la galería fotográfica de esta ruta.


sábado, 9 de mayo de 2015

Castillo de Villamalefa y sus Masías


Interesante jornada de exploración senderista por las tierras del Alto Mijares, con estudio geográfico del territorio y antropológico de las Masías.  

Ruta circular con dirección de marcha O-N-SE, que se inicia en el Camino de la Masía de Royo, a su paso por el Cementerio y Ermita del Calvario, que en su punto más septentrional coincide con la Vereda de la Masía de Royo a Cueva Alta, mientras el Penyagolosa preside constantemente la escena y cierra el horizonte.

Descubrimos en primer lugar, la Masía de Royo, que como todas las Masías nos informa de la transformación y cambios sufridos en estas tierras, nos estamos refiriendo a su despoblación, las tierras de cereales..., las tierras de pan..., han sido también abandonadas a su suerte y al olvido, al silencio del olvido.

Nuestra ruta continúa hacia el Sur, dejando atrás la Masía de Royo: es la continuación del Camino del Mas Royo y Cordel del Plano Royo (coincidiendo en su punto mas oriental con la Colada de la Masía de Royo).

Observamos hacia el Norte, que nace una senda que nos llevará en próximas excursiones, a conocer la Masía de la Loma y hacia el NE, el Camino de la Masía de Roque Chiva que nos guiará sin pérdida hasta la Masía de Roque Chiva.

Nos desviamos, brevemente hacia el Sur, para conocer la Masía del Pozo, y conectamos de regreso - de nuevo - con el Camino de la Masía de Royo y en una encrucijada de caminos NO tomamos (en esta ocasión) dirección Sur: se trata del Cordel de la Granella al Hostal Quemado que nos guiará (la semana próxima) hasta La Granella (se trata de una agrupación de viviendas actualmente deshabitadas y que hasta 1960 estuvo habitada permanentemente).

Un camino que nace del Cordel de la Granella, hacia el Este, nos conducirá hasta la Masía del Barranco, junto al Barranco Hondo.

Nuestra ruta continúa un poco más hacia el Este por el Camino de la Masía de Royo, hasta las proximidades de la Masía de Juanjo (antes Masía de Peris) donde damos por finalizada nuestra jornada de reconocimiento y estudio, quedando emplazados para próximos sábados.

De regreso sobre nuestros propios pasos vamos repasando la riqueza y variedad de estas tierras del pan, hoy tristemente abandonadas hasta que regresamos al Castillo de Villamalefa.

Ruta muy recomendable por la humanización del paisaje, y por su alto valor patrimonial, antropológico así como paisajístico. 

Nota: El Track de esta ruta está disponible en la pestaña, Mi Wikiloc-Rutas en GPS, del Blog; invitándoles al mismo tiempo a que visiten la galería fotográfica de esta ruta.

sábado, 2 de mayo de 2015

Por Merlota, Montí, Marimón, El Maset y Sonella, de Onda




El área que nos proponemos recorrer en este itinerario es tan extensa como variadas son las Partidas por las que discurren nuestros pasos.

Ruta levógira y circular con dirección de marcha SO-SE-N, que combina y mezcla algunas de las más sorprendentes y extraordinarias rutas que se pueden realizar por el Montí; al mismo tiempo mostramos sus respectivos enlaces, a otras rutas posibles y que nos permitirán, ampliar nuestro conocimiento del terreno.

Disfrutamos del Assegador de Merlota, su ejecución y limpieza son toda una muestra de laboriosidad y pasión por estas tierras, mientras conectamos con la pista forestal que nos guiará hasta las ruinas de la Ermita de Santa Bárbara (Siglo XVI).

Una aguda y preciosa senda nos conducirá hasta la Font del Retor (ya no mana agua) y tras el esfuerzo se gana el premio de la amplia panorámica que se abre ante nosotros cuando alcanzamos un collado (tocamos brevemente la superficie de nuestra querida Sierra de Espadán) se trata de la Vereda de Términos.

Desde esta atalaya natural se nos abre delante una amplia panorámica visual, y podemos distinguir, a pesar de la bruma de montaña que nos rodea: Los Órganos de Benitandús, Castillo de Mauz, Collado de Par en Par, Dos Tetas, Pico de la Rápita, Pico Espadán, Gurugú, Pastor, Peñas Blancas, Cerro Gordo, El Bellota...

Descendemos en dirección SE y nos desviamos hacia el Norte para reponer fuerzas en Marimón (máxima expresión de esfuerzo, trabajo desinteresado y amor por estas tierras).

Regresamos a la senda que llevábamos, antes de ir a Marimón, hasta alcanzar Las Clotxas (volvemos a tocar brevemente la superficie de nuestra querida Sierra de Espadán) y por la Senda de Los Pepes, retomamos rumbo hacia el Norte, que sin pérdida nos llevará a conocer El Maset y desde aquí por el Assegador de El Maset (Partida de Montí) cruzaremos el Puente Medieval de Sonella (Siglo XVI).

Y ya remontando por la ribera izquierda del río Sonella cómodamente llegaremos hasta la Senda de Miralpeix, punto de inicio y final de esta estupenda jornada senderista.

Ruta muy recomendable por su excepcional humanización y valor paisajístico.

Nota: El Track de esta ruta está disponible en la pestaña, Mi Wikiloc - Rutas en GPS, del blog. Invitándoles, al mismo tiempo a que visiten la galería fotográfica de esta ruta.


sábado, 14 de marzo de 2015

Castillos, Torres y Fortalezas de la Sierra de Espadán: Castillo de Tales


El Castillo de Tales, localizado en una colina, se encuentra en ruinas y de él se conservan muy escasos restos. Se pueden observar: parte de un lienzo de sus murallas y entre la maleza, algunos basamentos de murallas, torres en muy mal estado y, en muchos casos, apenas visibles.

Se encuentra en este estado de ruina, abandonado y presa del olvido desde el siglo XIX..., donde fue escenario de la Primera Guerra Carlista, en 1839, cuando el ejército del general O'Donnell (tropas Liberales) derrotó a las tropas del general Cabrera (tropas Carlistas) atrincheradas en el Castillo de Tales.

Como consecuencia y a raíz de estos cruentos combates tanto el castillo como la población de Tales quedaron arrasadas y como recuerdo inolvidable aparece en el escudo de Tales una figura alusiva, consistente en un hombre armado con una piqueta que descarga golpes sobre los muros de su arruinado castillo en señal de destrucción.

Su núcleo urbano se sitúa en la ladera de una pequeña montaña a orillas del río Veo, en el valle que forman las últimas estribaciones del Parque Natural de la Sierra de Espadán y la llanura de la Plana.

Los orígenes de Tales (municipio de la provincia de Castellón) perteneciente a la Comunitat Valenciana (España) en la Comarca de la Plana Baixa, se corresponden con los de una antigua Alquería musulmana. 

Consta en el Llibre del Repartiment, Vol. I y asientos nº 71, 820 y 1.208, que el monarca Jaime I efectúa una donación - que nada tiene que ver con la repoblación pues se trata de concesiones por las que el monarca premia a los que le ayudan en la conquista de Valencia -  a favor del noble aragonés Ximén de Fóces a quien se le entrega la Alquería de Tales.

En 1242, una vez constituido el Reino de Valencia, Ximén de Fóces acude al servicio del rey Jaime I, cediendo la propiedad de Tales a favor del Guillém de Rocafort.

La población de la época estaba compuesta por dos comunidades: la musulmana y la cristiana, teniendo cada una de ellas su respectivo Alcalde y Cadí (Juez).

Para evitar problemas, el rey Jaime I concedía la Carta de Gracia y Seguridad, el 29 de Mayo de 1242.

Por esta Carta se respetaba toda la forma de vida de aquellos pueblos según tradición y religión musulmana, obligando a los cristianos a no molestarles ni a impedirles el practicar sus costumbres, así como se les respetaba sus mezquitas, escuelas, fiestas, cementerios y heredades, disfrutando casi de tres siglos de plena autonomía.

Se sabe que la Alquería de Tales fue dada a repoblar por primera vez en la Carta Pobla de 1248, aunque más tarde, el 13 de marzo de 1256, Jaime I da Tales para su nueva repoblación a Pere Castellnou, a quien tradicional e históricamente se le atribuye la fundación de la actual población de Tales (Llibre del Repartiment, Vol. II, Asientos nº 976, 982, 984, 985, 993 y 1.010).

El 31 de mayo de 1258, Jaime I da licencia a Bernat de Juneda, vecino de Onda, para que repueble con moros las Alquerías de Artea, Tales y Sueras,  como así consta, también, en el Llibre del Repartiment, Vol. II, Asientos nº 976 a 982, 984, 985, 993 y 1.010. 

Tras la expulsión de los moriscos en 1609, Tales quedó prácticamente deshabitada y fue repoblada, en 1616, con cristianos viejos por iniciativa del Real Comisario de la Orden de Montesa, Germano Garcerán. 

Tales perteneció al municipio de Onda hasta su segregación en el año 1842.

UBICACIÓN: Tales (Castellón). COMARCA: La Plana Baixa. CATEGORÍA: Edad Media. Siglo: XII  y Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949 y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.  

ALTITUD: 288 msnm COORDENADAS: Lat. Long. (WGS84) 39.945908 -0.30920000

Enlaces: 

Bibliografía: Grupo MSJ